La UE debatió en Riga una nueva normativa sobre drones

Publicado el

legislacion drones

La UE debatió  en Riga una nueva normativa sobre drones

La Comisión Europea prepara una nueva normativa sobre aviones no tripulados que debatió  en Riga en el primer trimestre del año. Para ello están recogiendo datos y propuestas de los diferentes Estados miembros. La comisaria de Transportes, Violeta Bulc, reconoce el potencial industrial de este sector y considera necesario regularlo para que puedan operar en el futuro. Países como Suecia, Francia y Reino Unido ya permiten operar de manera privada con estos aparatos y hay proyectos comerciales en fase de pruebas en Alemania. La propia comisaria europea ha visitado una fábrica de drones belga.

En este encuentro estuvieron presentes representantes de la Comisión Europea y de la Aviación Civil de los Estados miembros de la UE (España estuvo representada por la AESA).

Actualmente, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) está valorando las alegaciones presentadas al real decreto que actualizará la norma y que, calcula, estará lista antes de 2016.

Según la futura normativa, los vuelos tendrían que cumplir unas medidas específicas de seguridad, además de limitar su uso a un máximo de 100 metros de distancia y de 120 metros de altura entre dron y piloto.

En cuanto a las aeronaves de hasta 25 kilogramos se baraja la opción de que puedan volar en un espacio aéreo no controlado más allá del alcance visual del piloto.

En España existe un marco regulatorio temporal para las operaciones con drones introducido por la publicación en el BOE de la Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia que, según la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), “responde a la necesidad de establecer un marco jurídico que permita el desarrollo en condiciones de seguridad de un sector tecnológicamente puntero y emergente, y será desarrollada reglamentariamente en los próximos meses.

El artículo 50 de dicha Ley establece que “hasta tanto se produzca la entrada en vigor de la norma reglamentaria prevista en la Disposición final segunda, apartado 2, las operaciones de aeronaves civiles pilotadas por control remoto quedan sujetas a lo establecido en este artículo”.

En estos momentos no se permite el uso de drones en zonas urbanas y únicamente se pueden pilotar fuera de núcleos de población, edificios o edificaciones, reuniones de personas al aire libre y de espacios aéreos no controlados.

Y en esa disposición final se fija que “el Gobierno determinará reglamentariamente el régimen jurídico aplicable a las aeronaves civiles pilotadas por control remoto, así como a las operaciones y actividades realizadas por ellas. A la entrada en vigor de la referida norma reglamentaria quedará sin vigencia el contenido del artículo 50”.