El peligro de las afiladas hélices de un dron.

Publicado el

accidente drones

De todos es conocido el accidente que Enrique Iglesias sufrió en una mano durante un concierto en México. Han sido muchas y variadas las noticias sobre dicho acto.

Hay un error al entender que las  hélices de los drones, al ser pequeñas, no pueden ocasionar un grave accidente. Como cualquier tecnología con afiladas hélices, los drones exigen la máxima precaución y cuidado al manipularlo si están en marcha, cualquier aeromodelista te indicará que lo primero que hace al manipular el multicoptero es desconectar la batería. Esta precaución aumenta si se intenta manipularlo mientras vuelan, porque pueden cortar gravemente, como le ha ocurrido al cantante Enrique Iglesias

Los multicopteros o drones tienen  hélices muy afiladas de fibra de carbono o plástico, que giran a gran velocidad y es «muy fácil» que corten si se entra en contacto con ellas.

El cantante sufrió varios cortes importantes en la mano izquierda por intentar manipular el multicoptero mientras volaba.

No es el primer accidente y por desgracia no será el último, cuando preguntas a los aeromodelistas sobre accidentes, ellos, los que son muy profesionales respetan mucho la seguridad y te dicen que se dividen entre los que han sufrido un accidente sus aparatos y los que lo van a sufrir. Por ello es vital que en este nuevo tipo de vehículos, que se están vendiendo con facilidad como juguetes, se conciencien los usuarios que las hélices que están al aire, sin ninguna malla protectora, pueden ocasionar y sobre todo a niños, graves accidentes.

Actualmente hay algunos multicopteros que incorporan una especie de simple defensa exterior, a la hélice, que protege ligeramente al que entra en contacto con la misma, pero no suele ser habitual ese tipo de soluciones de seguridad en estos aparatos, porque les hace perder peso y condiciones aerodinámicas.

Otro importante es la perdida de control, y sobre todo que la caída se produzca sobre gente, actualmente  está prohibido volar sobre los personas, pero habitualmente se suele omitir esta regla básica de la seguridad. Se han visto en parques a niños junto con sus padres volando multicopteros sin la mínima precaución. Hay que recordad que en España la legislación que regula el uso de los drones apenas tiene un año y todavía es provisional, aunque es bastante completa e incluye muchos aspectos que hay que  tener en cuenta sobre su manejo.

Entrada: El peligro de las afiladas hélices de un dron.