Drones para evitar robos

Publicado el

drones y robos

Usan las nuevas  tecnologías para evitar robos en su comunidad
Por medio de grupos de chat, servicio de comunicación privado, cámaras conectadas por wifi y drones, vigilan los barrios.

Varias comunidades del norte de la ciudad han aprovechado la tecnología para ponerla a su servicio; además, la implementaron para mejorar la seguridad en sus barrios y hoy continúan innovando sobre el uso de elementos tecnológicos la seguridad de los barrios.

Los vecinos líderes de las localidades del norte de la ciudad, Chapinero, Usaquén y Suba, le contaron a EL TIEMPO ZONA cómo lograron implementar y aprovechar circuitos de cámaras, redes de chat y tarjetas inteligentes de acceso, entre otros, en sus sectores.

Entre las más curiosas está la implementación de drones, en el caso de Multicentro (Usaquén), y cámaras conectadas a un sistema de internet inalámbrico, como propone Corposéptima (Chapinero).

Los 200 ojos de Niza Antigua

drones y robos

A través de celulares inteligentes, los vecinos de Niza Antigua monitorean sus cámaras de seguridad.

Foto: Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Los 100 integrantes del frente de seguridad de Niza Antigua, barrio ubicado en la localidad de Suba, pueden vigilar desde sus teléfonos moviles todo lo que pasa en su sector, gracias a un sistema que conecta a internet las 40 cámaras de vigilancia de su barrio.

Este sistema lo desarrollaron al mismo tiempo que  surgía un frente de seguridad que organizaron con ayuda de la Policía, por los robos que se estaban sucediendo en sus casas, especialmente las ubicadas sobre la calle 118 entre la carrera 70 y la avenida Suba.

Por esta situación de inseguridad, los residentes comenzaron a comprar cámaras de vigilancia que luego conectaron a cuatro DVR (grabador de video digital), que permiten grabar y transmitir todo lo que registran estos dispositivos de vigilancia a internet. “Permiten almacenar todo lo que pasa en un mes entero, ya que tienen una tera de memoria, que es la capacidad más alta. Pero el sistema también se va limpiando a sí mismo”, explicó Juan Carlos Quiroga, líder del comité de seguridad del barrio Niza Antigua.

Estos dispositivos de video los vigilan incluso  la policía de ese sector.
“Próximamente, las conectaremos también al sistema de las cámaras de vigilancia de la Policía. Esto será un gana gana porque se podrán vigilar zonas que antes no era posible, y si uno de esos dispositivos se daña la comunidad lo repone, sin que ellos tengan que solicitar los recursos al Distrito”, agregó Quiroga.

Un vigilante fantasma

No es ninguna sorpresa para los habitantes de Multicentro, en la localidad de Usaquén, la capacidad tecnológica que posee el esquema de seguridad de su barrio: 12 cámaras de video (tres con facilidad de acercamiento facial), dos guardas motorizados, cuyos vehículos son seguidos constantemente por GPS; 60 radios que comunican en una misma frecuencia reportes de todas las empresas de seguridad del sector y, finalmente, la posible integración de un dron, útil para rastrear cualquier acción criminal sin ser captado.

Aunque la intención de utilizar este dispositivo, que consiste en un pequeño helicóptero de cuatro hélices, acompañado de una cámara de video, apenas es un proyecto de la multijunta, asociación de vecinos encargada de la seguridad del sector, se espera que ayude a obtener un registro en tiempo real de las acciones sospechosas ocurridas en esta zona.

“Es como un vigilante fantasma. No lo pueden notar los criminales. Es muy eficiente al momento de persecuciones y tiene la posibilidad de mantenerse en vuelo hasta dos horas”.

Por otra parte, esta asociación ha insistido en que el uso de esta máquina “no consiste en ninguna acción de espionaje. Nos hemos caracterizado por respetar la privacidad de nuestros vecinos con nuestras cámaras, y lo mismo sucederá de ser empleado el dron, que además ayudaría a mejorar el tránsito de Multicentro”, señalaron.

Tarjetas en Villas del Mediterráneo.

drones y robos

Las tarjetas permiten controlar la entrada y salida de los residentes de Icatá Club Residencial, un conjunto en Usaquén.

Foto: Laura Aguilera / EL TIEMPO

En algunos edificios residenciales de la ciudad se está imponiendo el uso de tarjetas para que los residentes de un conjunto tengan acceso a las instalaciones de este.

Ese es el caso de Icatá Club Residencial, un conjunto ubicado en la calle 155 n.° 9-45, en el barrio Villas del Mediterráneo de la localidad de Usaquén.

Para las familias es muy sencillo el proceso. Todo el que reside en ese lugar tiene una tarjeta, que le sirve para cruzar la portería, entrar al parking y al club house, donde se encuentran una piscina y otras zonas comunes.
Según Johana Marín, administradora de Icatá Club Residencial, se tomó la decisión de implantar el sistema electrónico de tarjetas debido a que aumentaba la seguridad para los residentes, evitando así al máximo el hurto a viviendas y también para tener un control más efectivo del uso adecuado que las personas le dan o no a las áreas comunes.

En este conjunto, ubicado sobre la avenida 9.ª, la tecnología ayuda a mejorar la seguridad, pues aparte de las tarjetas cuentan con 114 cámaras de seguridad.

Entre estas hay cuatro que cuentan con la función de domos y tienen tal visibilidad perimetral que permiten ver gran parte de la avenida Laureano Gómez, así como de la calle 153 y el barrio Villas del Mediterráneo.

Y aunque la ayuda tecnológica es necesaria, Marín reconoce que el elemento humano sigue siendo muy importante, ya que finalmente es el que permite verificar que nadie pase detrás de los residentes con tarjeta, lo cual ha pasado en otros conjuntos de la zona.

Además, son los encargados de revisar las cámaras y estar pendientes de que los amigos de lo ajeno no hagan de las suyas en el conjunto.

Wifi gratis para la calle 72

drones y robos

Corposéptima quiere conectar las cámaras del eje de la calle 72 por medio de wifi.

Foto: Archivo El Tiempo.

Lograr que el corredor de la calle 72, en la localidad de Chapinero, tenga internet inalámbrico o wifi, para que los miembros de la red de seguridad del sector puedan conectar a este las cámaras de vigilancia, es la última propuesta de Corposéptima.

De esta forma se quiere vincular aún más la tecnología y la seguridad, y de acuerdo con Mauricio Rico, director de Corposéptima, por medio de este servicio se busca lograr la vigilancia con las cámaras de las que dispone cada uno de los edificios que dan a las calles del sector.

“Existen las cámaras, pero el tema es de conectividad y del cómo generamos una red usando la tecnología. Queremos que este sector se convierta en una zona wifi que permita conectar cualquier cámara. Con esto ya tendríamos el medio para conectarlas; es muy fácil y muy sencillo, lo que necesitamos es el operador que diga yo pongo el wifi gratis”, comentó.

Este frente de seguridad también ha utilizado en otras formas y a su favor la tecnología, ya que dispone de un sistema de avanteles que intercomunica a los miembros y, a su vez, un grupo en la aplicación WhatsApp les permite estar en contacto directo con el CAI Chile y la estación segunda de Policía de la localidad de Chapinero.

Redacción EL TIEMPO ZONA

Entrada: Drones para evitar robos.