China combate la polución con drones

Publicado el

drones-polucion

La contaminación en China se ha vuelto un problema de estado.

China está utilizando aviones tripulados (drones) para vigilar industrias contaminantes y  asegurarse de que no están incumpliendo  las leyes de protección ambiental de dicho país.

Los drones se están utilizando en varias provincias del norte del país para vigilar cómo las fábricas tratan sus residuos.

Las naves no tripuladas tienen cámaras infrarrojas para poder vigilar sus objetivos incluso de noche.

El rápido crecimiento económico y el desarrollo del gigante asiático en las últimas décadas ha causado una severa polución, que el gobierno ha prometido combatir.

La contaminación en China está llegando a niveles.  Hay provincias del norte del país que sufren días continuados de polución de grado severa, por lo que el gobierno ha llegado a extender la zona de peligro por smog a unos 400 millones de ciudadanos.

El nivel de contaminación ha superado en muchos lugares los 400 microgramos por metro cúbico, lo que multiplica por 16 el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pekín y Tianjin son dos de las ciudades más afectadas. También están en riesgo las provincias de Hebei, Shanxi, Shandong, Henan, Shaanxi y Liaoning.

En Pekín, la céntrica calle Nanluoguxiang, frecuentada por miles de turistas cada día, tuvo ayer un inesperado visitante: Xi Jinping. Con su gesto, el presidente chino -acompañado por el alcalde Wang Anshun- brindó apoyo a una ciudad en la que la fuerte polución ahuyenta el turismo.

La capital china, ha llegado a sufrir más de siete días seguidos con la alerta naranja por smog. En la capital, el valor de partículas en suspensión en el aire multiplicó ayer por entre 17 y 20 los niveles recomendados por la OMS. Cuando esto sucede los hospitales se saturan de pacientes con problemas respiratorios, cardíacos o de circulación.

Las autoridades sanitarias suelen recomendar que los mayores y los chicos no salgan de sus casas y que los 20 millones de habitantes de la ciudad se protejan con mascarillas si tienen que salir a la calle.

La segunda mayor economía del mundo es también la mayor consumidora del mundo de energía, dos terceras partes de la cual proceden del carbón. En muchas de las industrias faltan instalaciones de filtrado modernas.

El consumo de energía per cápita en China  supera en un 40% la media mundial. Además, la cifra de automóviles en las rutas de China aumentó de los 16 millones que había en 2000 a cerca de 100 millones en la actualidad.

Como anécdota diremos que muchos chinos tiene en su móvil una aplicación que les indica la contaminación existente ese día, y según la misma se preguntan ¿Qué mascara me pongo hoy?

Entrada: China combate la polución con drones