Algunas claves de los drones

Publicado el

drones y futuro

A quien no le fascina la idea de intentar reproducir nuestras redes de carreteras en el aire?

Esta idea, que nos hemos imaginado en alguna que otra ocasión, de que los coches o los vehículos no tripulados vayan circulando por el cielo ha sido siempre característica de la ciencia ficción y llevado a escena en varias películas cinematográficas. Pero hoy en día, esto puede hacerse realidad mediante el empleo de aeronaves no tripuladas (Unmanned Aerial Vehicle) o drones automatizados, que son capaces de realizar tareas de obtención de datos de muy diversa índole para satisfacer muchos campos de la ingeniería, aprovechando las diferentes variedades aplicaciones científicas, tecnológicas, industriales y comerciales. Y quien sabe si parecería emocionante, el poder incluso entregar paquetes en nuestros hogares en un futuro no muy lejano.

Siendo el empleo de drones una alternativa económica y viable respecto a otras técnica de observación que entrañan una gran infraestructura humana y técnica, además de involucrar determinados niveles de riesgo para la integridad de los operadores según el tipo de misión de observación a realizar. Dado que se encuentran constituidas por la gama de vehículos aéreos no tripulados, siendo aeronaves diseñadas como plataformas móviles controladas remotamente, que incorporan una gran variedad de sensores para la navegación y equipos ópticos para la adquisición precisa y directa de imágenes e información digital en tiempo real de manera rápida y segura. El empleo de esta tecnología no permite ningún riesgo para el operador, contribuyendo así en varios de los campos de la ingeniería con más desarrollo en diversos países en los últimos años, donde cualquier tarea que requiera una inspección aérea podría realizarse mediante el empleo de un drone equipado con una cámara, transmitiendo imágenes de vídeo a personal en tierra en tiempo real.

Existen alrededor del mundo una gran variedad de UAVS en múltiples configuraciones en forma de modelos de ala fija (Aviones) y ala rotatoria (Helicópteros y Quadrotores). Gracias a su capacidad para superar obstáculos en el interior de estructuras y edificaciones, el Quadrotor se constituye en el vehículo más versátil y maniobrable dentro de la gama de los UAVS, los cuales son ofrecidos en su gran mayoría por empresas del sector aeronáutico y defensa.

No obstante, es de destacar que en el año 2014 el mercado mundial de la grabación de imágenes aéreas registró un gran aumento (cerca de 1.000 millones de dólares). Un ejemplo de ello es la filmación de las escenas de persecuciones en películas de Hollywood; la mayoría de ellas requieren imágenes aéreas para su construcción y desarrollo, tecnología geoespacial y gestión de recursos naturales, donde anteriormente estas tareas eran realizadas por helicópteros y artilugios desarrollados para ello.

Esto implica que existirá un techo para las ventas de drones en el mercado de imágenes aéreas, pero también es cierto que el coste más reducido de los drones ampliará el mercado de la inspección aérea. Si un drone puede hacer un trabajo de inspección de infraestructuras o de edificios mejor que un equipo de personas con escaleras y cuerdas, entonces el uso en el área de la inspección visual se ampliará considerablemente.

Esperamos que los drones tengan múltiples aplicaciones industriales y civiles para la humanidad en el futuro, basadas en los diversos usos que ya se les están dando en la actualidad y los que quedan por aparecer.

Entrada: Algunas claves de los drones